Hacer una estrategia de SEM (Search Engine Marketing) implica varios pasos; a continuación, describimos algunos de ellos:

  1. Identificar los objetivos: antes de comenzar a crear una campaña, es importante identificar los objetivos de la misma. ¿Qué se quiere lograr con la campaña? ¿Aumentar las ventas? ¿Generar leads? ¿Incrementar el tráfico al sitio web?
  2. Investigar las palabras clave: una vez que se han establecido los objetivos, es necesario investigar las palabras clave relevantes para la campaña. Esto incluye, entre otras cuestiones importantes, la investigación de las palabras clave con mayor potencial de conversión y las palabras clave con un mayor volumen de búsqueda.
  3. Crear anuncios: una vez seleccionadas las palabras clave, se deben crear los anuncios. Estos deben ser atractivos, relevantes y contener términos que estén relacionados con el objetivo de negocio.
  4. Crear una estrategia de segmentación: es importante segmentar la audiencia para llegar a los clientes potenciales más relevantes. Esto puede incluir segmentar por ubicación, edad, género, etc.
  5. Ajustar y monitorear las campañas: una vez lanzadas las campañas, es importante monitorear y perfeccionar las mismas en función de los datos de rendimiento. Esto incluye ajustar el presupuesto, la segmentación de la audiencia y la optimización de los anuncios, entre otros factores.
  6. Analizar y medir los resultados: es importante medir y analizar los resultados de las campañas para poder tomar decisiones y mejorar las campañas en el futuro.

Se debe tener en cuenta, además, que una buena estrategia de SEM no se hace de un día para otro: es un proceso continuo de pruebas, ajustes y mejoras constantes para maximizar el retorno de inversión.