El objetivo más común del Search Engine Optimization (SEO) es mejorar la visibilidad y el posicionamiento orgánico de un sitio web en los resultados de búsqueda, principalmente en Google. Esto se logra mediante la optimización de diversos factores, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Contenido: es importante que el sitio posea contenido de alta calidad, que sea relevante para la audiencia objetivo y esté optimizado con las palabras clave adecuadas. En relación con esto último, es necesario investigar —y luego integrar, de manera natural, en el contenido— las palabras clave que los usuarios utilizan al realizar sus búsquedas en internet.
  • Estructura del sitio: en pocas palabras, es fundamental organizar el sitio web de manera lógica y clara, facilitando la navegación tanto a los usuarios como a los motores de búsqueda.
  • Enlaces entrantes: si otros sitios web de alta autoridad enlazan a tu sitio web, eso indica a los motores de búsqueda que tu contenido es valioso y confiable.
  • Velocidad de carga: un sitio web que carga rápidamente ofrece una mejor experiencia de usuario y es favorecido por los motores de búsqueda.

Al optimizar estos aspectos, el sitio web se vuelve más atractivo para los motores de búsqueda, lo que aumenta las posibilidades de aparecer en las primeras posiciones de los resultados que muestran.